img-buscador

Web

6 Errores comunes en el diseño web que podemos solucionar

Por: Mariana Barreto

Noviembre 23 de 2015
1341
0
6 Errores comunes en el diseño web que podemos solucionar

Fuente imagen: web

Suele pasarle a todos en algún momento: volvemos a mirar el diseño de una página web y nos damos cuenta que hemos cometido un error.

Y no nos referimos a uno tipográfico, sino uno que nos hace decir “en qué estábamos pensando”. Si bien no podemos retroceder el tiempo, podemos corregir esos errores y evitar cometerlos de nuevo en otros proyectos.

En esta ocasión veremos algunos errores de diseño comunes y la forma de evitarlos o corregirlos durante el proceso de diseño.

1. Hacer un diseño sin una grilla

Realizamos un boceto del diseño de una página web y luego plasmamos todo sin ningún plan para su organización o escala es un error muy común de diseño. Aunque el concepto sea sólido, la falta de una grilla hace que un diseño cuelgue sobre un esqueleto inestable.

“El uso de grillas es indispensable en el diseño web porque desde ahí parte la estructura de una página”, señala una de nuestras diseñadoras de la agencia. “Por lo general, en la agencia utilizamos grillas de 960 pixeles y dentro de esas medidas trabajamos el diseño de la página web”, añade.

Por lo tanto es importante emplear grillas para mantener un orden en la estructura de una web. En el caso de cometer un error en alguno de nuestros proyectos, la solución es hacer una revisión interna y realizar pequeños cambios para que se ajuste a una grilla. Es una corrección que exige mucho trabajo e inclusive podría resolverse mejor con un rediseño completo. Las grillas pueden afectar todo, desde el tamaño del texto, el espacio, hasta el tamaño de una imagen.

2. Utilizar un tema sin personalización

No hay nada de malo con utilizar un tema o elementos web preestablecidos para lanzar una página web en funcionamiento. Existe una amplia variedad de temas premium, así como kits de interfaz de usuario gratuitas que pueden ayudarnos con el diseño de una página. Sin embargo, no debemos buscar un tema, aplicarlo en el diseño y dejarlo así, porque de lo contrario terminaremos con una página web que probablemente se parezca a un centenar de otros sitios web que hay en internet.

Como solución, podemos comenzar utilizando un tema premium o toolkit. Por un bajo costo, recibiremos un conjunto de herramientas que nos ayudarán a convertir un diseño predeterminado en uno personalizado. Debemos buscar aquellas herramientas que nos permitan hacer cambios en el color y tipografía, así como incluir un juego de bloques fáciles de manipular. Con estas características, podemos construir y hacer cambios tan a menudo como sea necesario para mantener una página web actualizada.

3. Incluir imágenes de mala calidad

Utilizamos una mala imagen en una página web. La resolución es deficiente, está desenfocada o el tono simplemente no coincide con el mensaje que quiere transmitir la marca. Cualquiera de estos problemas de imagen puede afectar de forma negativa una página web.

Una buena página web comienza con una buena imagen. Si contamos con imágenes de baja calidad. Podemos optar por una de estas tres opciones: contratar a un fotógrafo o ilustrador para que cree una galería de imágenes; utilizar un banco de imágenes; crear unas imágenes por nuestra cuenta usando tipografía y color.

4. No utilizar una paleta de colores o tipografía

Muy a menudo los diseñadores piensan que pueden colocar en sus diseños colores que “parecen coincidir” o tipografías que son “casi similares”.

Sin embargo, un proyecto de diseño web es sencillamente como cualquier otro proyecto con respecto a estilo y marca, por lo tanto la consistencia en las paletas de colores y tipografía son vitales. Asimismo, nos ayuda a tener una guía de estilo, de modo que no hay presencia de errores después del lanzamiento de la página.

Lo bueno es que si se comete este error, la solución es sencilla, incluso si la página ha estado en funcionamiento por un tiempo. Primero, debemos crear una paleta definida de color y tipografía. Seleccionar dos o tres colores y fuentes que vayamos a utilizar y definir cómo deberíamos aplicarlas a la página web.  Luego podemos reemplazar estilos en el CSS con las asociaciones de colores y fuentes correctas para que la página web de inmediato luzca más organizada y profesional.

5. Navegación demasiado complicada

Uno de los mayores debates en el diseño de páginas web en este momento se centra en el tamaño del actual diseño del menú de navegación y si este es una buena herramienta de navegación web. Independientemente de cual sea la opción de cada uno de nosotros, la navegación ágil y sencilla es un elemento vital en el diseño. Para los usuarios de ahora, que en su mayoría cuentan con tiempo limitado, es mucho trabajo entrar a una página web que cuente con diversas opciones y niveles de menús desplegables.

Para solucionar este problema, primero debemos replantear los menús que aparecen en la página web. No todas las páginas la web deben contar con una estructura de navegación. La navegación debe estar presente en las páginas primarias y contar con un patrón de clic evidente. Si la página web tiene amplio contenido, debemos considerar un segundo nivel de navegación o barra lateral para los enlaces y páginas relacionadas dentro de la estructura de la segunda página.

Antes de lanzar la página, podemos hacer un prototipo de la nueva navegación y probarlo con algunos usuarios, y ver si ellos lo consideran sencillo o los confunde aún más.

6. La página demora en cargar

Las páginas web que se demoran en cargar no son consideradas páginas web, pues esto genera frustración en el usuario y como resultado abandonan el sitio sin hacer clic a un determinado enlace o conversión.

Resolver este problema puede ser difícil, dependiendo de cuáles sean las razones por las que la carga es lenta. Mientras se trabaja en la solución, podemos incluir una animación sutil para entretener a los usuarios mientras esperan que cargue la página. Luego comenzar a encontrar la raíz del problema. Debemos asegurarnos de optimizar las imágenes y el video, revisar detalladamente los códigos.

En lugar de reprocharnos por el error (o dos) que cometimos cuando realizamos aquel último proyecto de diseño web, pensemos en cómo podríamos realizar cambios a mejor. Para evitar futuros inconvenientes en el diseño web, debemos pensar sobre cómo solemos utilizar las páginas web y qué cosas nos molestan.

A veces, la solución a de un error en el diseño web puede ser bastante simple, mientras que en otros casos puede requerir un rediseño a gran escala. Si esto último es la solución,  hay que considerar hacer pequeños ajustes por el momento o colocar una página temporal para evitar que los usuarios la rechacen. 

Califica este contenido:

feliz

02

triste

00

Reportar

00

Ir a Web IR

Mariana Barreto

star140 puntos

Mariana Barreto es Gerente Comercial en Staff Digital, Agencia de Diseño y Marketing Digital en Lima, Perú.


comments powered by Disqus

Publicidad:

Ingresa tu correo y recibe lo mejor de nuestros contenidos:

Enviar
Subir

El Sistema de gamificación para impulsar la experiencia del consumidor